TwitterFacebookRSSEmail

Lunes - 25.Septiembre.2017

Combustibles del Futuro: El Queroseno Solar

(07/05/2014)

Un proyecto financiado por la Unión Europea logra por primera vez queroseno para aviones a partir de la luz concetrada, agua y dióxido de carbono. Potencialmente, el proceso podría aplicarse para otros combustibles, como diésel, gasolina o hidrógeno puro.

De luz solar a queroseno para aviones

Luz, agua y dióxido de carbono, esos son los ingredientes básicos del llamado a convertirse combustible del futuro: el queroseno solar, un producto limpio, respetuoso con el medio ambiente y creado a partir de materias primas prácticamente ilimitadas. Este tipo de carburante todavía está lejos de llenar el depósito de coches y aviones, pero que su producción es posible es algo que acaba de ser demostrado con el proyecto europeo Solar-Jet, presentado en Bruselas por la Comisión Europea. La prueba es un vaso de combustible para reactores producido en condiciones de laboratorio utilizando luz solar simulada.

«Esta tecnología supone que un día podremos producir un carburante más limpio y abundante para aviones, automóviles y otras formas de transporte. Ello podría aumentar considerablemente la seguridad energética y convertir uno de los principales gases de efecto invernadero causante del calentamiento global en un recurso útil», subrayó ayer en la presentación la Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn. Esta es, precisamente, una de las ventajas de la nueva tecnología, que convierte un gas contaminante, como es el CO2, en un recurso de provecho.

Los investigadores utilizaron en esta primera fase luz concentrada (luz solar simulada) para transformar el dióxido de carbono y el agua en gas sintético, una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono, en un reactor solar de alta temperatura que emplea materiales basados en el óxido del metal. Este gas sintético fue convertido posteriormente en queroseno por la petrolera británica Shell, que participa en el proyecto, utilizando un proceso químico denominado Fischer-Tropsch. Una de las principales características de este nuevo carburante es que puede ser empleado en vehículos y aviones sin necesidad de que modifiquen sus motores.

Según palabras de los representantes del proyecto «la combinación de ambos procesos puede proporcionar un suministro seguro, sostenible y modulable de carburante de aviación, así como de gasóleo o de gasolina, o incluso de plásticos», o lo que es lo mismo, los resultados obtenidos en el proyecto abren la puerta para que se pueda producir cualquier combustible líquido de hidrocarburo a partir de luz solar, CO2 y agua.

Con esta primera prueba de laboratorio se ha dado un paso importante hacia la obtención de combustibles verdaderamente sostenibles en el futuro a partir de materias primas prácticamente ilimitadas. Esta tecnología supondrá que el día de mañana se pueda producir combustible más limpio y abundante

Visitas: 7027

Comentarios







Aún no hay comentarios... puedes dejar el primero ;)

comparador de seguros de coches

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar